diumenge, 25 de gener de 2009

Viajeros

Viajera, él creyó morir con tu partida
pues ignoraba lo que habrías de encontrar
en la sed del mar y los desfiladeros.
Lo que buscabas en los caminos ásperos
que morderían tus rodillas y tus codos.
Quién te esperaba en el fondo de los pozos,
en los ecos del hambre, en las flores del desierto.

¿Todo para alcanzar la tierra
donde medran los príncipes gusanos?
¿Para celebrar qué engranje de los círculos,
qué gran fiesta de la metamorfosis?
(¿Porqué no lloras, ni gritas, ni siquiera callas?)

Pero ahora has regresado, y es su turno.
Aún sigue sin saber, pero adivina
que en ti se contiene el mundo y se desborda.
Que eres tú la ruta de la seda. Su aventura
de eterno partir sin abandono y sin retorno.
Viajero
(Frankan)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada